Pentecostés en Comunidad

“Porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo” (Rm 5, 5b).

A la espera de la fiesta de Pentecostés, el pasado jueves 20 de mayo celebramos con todos los alumnos del ciclo inicial y básico la venida del Espíritu Santo, donde con el testimonio de dos scouts, nos recordaron que la paz está en todas partes y que por medio de la naturaleza, creación de Dios, también podemos encontrarla diariamente en la sencillez de las cosas.

Continuando con esta celebración de Pentecostés, este lunes 24 de mayo durante la mañana, se llevó a cabo la liturgia con los alumnos del ciclo vocacional, donde un exalumno nos contó sobre su experiencia  de  camino al sacramento de la Confirmación, para más tarde reunirnos con los alumnos del ciclo general y celebrar que el Espíritu Santo había llegado a quedarse con nosotros y regalarnos sus dones y paz.

¿Y tú que don necesitas? Te invitamos a ver el siguiente video con la explicación de cada don.

 

¡Haz click aquí para ver el video!

 

Les compartimos algunos testimonios de integrantes de nuestra comunidad, en esta fiesta de Pentecostés:

“Me sentí agradecida, porque Dios junto a las tutoras, me escogieron para leer a niños de mi edad, más grandes y más pequeños que yo. Mi regalo recibido fue pedir perdón por todos los pecados que hemos cometido en esta vida”. Emilia Bravo – 4ºB

“A mí personalmente me pareció una celebración muy bonita, ordenada y que nos entregó un muy buen momento de paz y comunicación con Dios. También me llama a tener voluntad con Dios todos los días”Sibelle Morales – 8ºB

 “La celebración de Pentecostés este año fue especial, la viví en familia y también con la comunidad y eso fue especial. El regalo para mí fue el Don de la Sabiduría, ya que ilumina el entendimiento y la voluntad para descubrir a Dios en lo corriente de todos los días”. Ivonne Hevia – Inspectora

Me gustaron todas las celebraciones de Pentecostés en las que participé. Me hizo sentir y recordar que somos una comunidad viva y que se alegra siempre de estar reunida. Alejandra Sáez – Área Pastoral & Familia