Profesor Moisés Chaparro representó a Chile en encuentro de trovadores en Puerto Rico

Nuestro querido profesor Moisés Chaparro participó en la “X Semana del Trovador Puertorriqueño”, donde representantes de Puerto Rico, España, Panamá, Argentina, México, Colombia y Chile celebraron la tradición de la trova y la música tradicional de sus países.

El profesor fue invitado junto a Hugo González por Decimanía, entidad organizadora que este año celebró el décimo aniversario de este evento con un homenaje al trovador puertorriqueño Isidro Fernández, “El Colorao de Aguas Buenas”.

“Recorrimos la isla del encanto con nuestro guitarrón chileno y nuestros versos improvisados”, dice el profesor Moisés, quien visitó diferentes pueblos y barrios que acogieron a los músicos en diferentes eventos y presentaciones.

A continuación, el profesor Moisés Chaparro nos cuenta un poco más sobre su participación en este encuentro musical y cultural:

¿Qué buscaba con esta participación?

Buscamos la participación en un actividad que ha ganado prestigio en el mundo de la improvisación y tuvimos la suerte de ser invitados.

En mi caso personal, busco observar cómo se generan los procesos de la improvisación, cómo cada país lo adapta a sus modos musicales y cómo en cada país se generan instrumentos distintos a partir de lo que recogió de España. Por ejemplo en Chile, tenemos el guitarrón chileno, en Puerto Rico el cuatro puertorriqueño, y en México la jarana y la guitarra huapanguera. Buscamos ver los niveles de la improvisación en otros países y buscamos perfeccionar y subir los niveles de nuestra improvisación.

¿Qué puede rescatar de este viaje?

La alegría del pueblo puertorriqueño: es un pueblo en fiesta. ¡Cuánto nos falta aprender de su alegría! Todo es con alegría, no se permite la tristeza en ese país, a pesar de los huracanes.

¿Qué le diría a nuestros alumnos para motivarlos a participar en grupos folclóricos o practicar algún instrumento?

En cualquier disciplina que participen y que tenga relación con las artes, hacerlo con alegría, ese es el principal mensaje. La vida es una sola y corta, no la desperdiciemos siendo graves. ¡Ser alegres, y si es con la alegría del espíritu, mejor!