Trabajos y Scout en vacaciones de invierno

Un gran grupo de nuestros alumnos y tutores participaron durante las vacaciones de invierno en trabajos y campamento de scout, queremos compartir sus experiencias durante estas importantes actividades para nuestro colegio.

 

CAMPAMENTO SCOUT INVIERNO

El campamento se desarrolló en la localidad de Aculeo en la comuna de Paine en un campo de la familia Arnaiz. Se realizó desde el 7 de julio (que partió un equipo de “avanzada”) y el 8 de julio llegamos al lugar el resto de los jefes y los lobatos hasta el día miércoles 12 de Julio. Fuimos 55 los asistentes al campamento, entre alumnos y ex alumnos.
Es nuestro segundo campamento de invierno en muchos años, y éste en especial, nos ayudó a confirmar las capacidades del grupo frente a situaciones climáticas complejas.
Aprovecho de mencionar a los Pioneros que, gracias a su entrega, servicio y constante trabajo, lograron dar las condiciones básicas para que los alumnos menores pudieran convivir y pasar de forma tranquila y segura su estadía en el campamento.

 

TRABAJOS INVIERNO

Bajo el lema:
“De la misma manera que el hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por mucho”, 50 integrantes de nuestra comunidad se dividieron en las escuelas Liceo República de Italia y Futuro Las Mercedes, donde construyeron mesas tipo picnic y repararon la casa de un apoderado, respectivamente.
Los 8 días de trabajo, estuvieron acompañados por la oración diaria donde cada uno de los asistentes experimentaron el carisma benedictino, la humildad y la vocación de servicio y encuentro con Cristo.

Paula Torres (IV B) se atrevió por primera vez a ir a los trabajos. “En un comienzo estaba muy nerviosa porque creía que no me sentiría del todo cómoda porque no conocía a varios de los que iban conmigo. Pero una vez llegando a la escuela que me asignaron y al pasar los días, empecé a sentir el encuentro con Dios a través de la comunidad que formamos nosotros y a través de las experiencias que vivíamos en el trabajo”. La alumna, que cursa su último año del colegio, volvió feliz, con nuevas amistades y con el corazón lleno de alegría. “Me arrepiento de no haber ido antes”, asegura Paula.